Siempre afuera, ahora adentro

Una vez por mes, la Selección de Powerchair Football, traído a la Argentina en el año 2012, reúne en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) a los mejores jugadores de las distintas sedes del país: Rosario, Córdoba, Mar del Plata y Pacheco. El pasado 9 de abril, el equipo formado por personas con discapacidades y dependientes de una silla de ruedas eléctrica, asistió a un entrenamiento con el fin de salir campeones del próximo mundial. El mismo se realizará durante la segunda mitad del año en Orlando, Estados Unidos.

FullSizeRender

Valentino Zegarelli festejando un gol, en las canchas del CeNARD, durante el entrenamiento.                                                                                     Crédito: Camila Oppel

10 de la mañana. Ya estaba listo y ansioso por entrenar. Sentado en su silla con la remera de la Selección Argentina puesta y almohadones que acomodaban su cadera en la silla, Valentino Zegarelli, con tan solo 11 años, paró la silla en la puerta con la mirada puesta en una cancha de pasto. Detrás suyo llegaron sus compañeros, todos más grandes que él. Cambiaban de silla, se ponían las camisetas, ajustaban la velocidad y el joystick de la silla. Al paso de unos minutos se acercó a toda velocidad, señaló la cámara y preguntó: “¿Está prendida?”.

Gonzalo Vilariño, director técnico y entrenador de la Selección de Powerchair Football en Argentina y campeón del mundo en el año 2006 con los Murciélagos, aseguró: “Está bueno dar una mano en donde se puede”. La alegría y las ganas que le transmiten los chicos cuando juegan le llenan el corazón y lo motivan a seguir ayudando para poder verlos crecer y madurar.

Una vez que ya estaban todos preparados, tocó el silbato y citó a los jugadores en el medio de la cancha, diseñada especialmente por los entrenadores con una cinta blanca. Se fue formando una ronda distinta, una ronda en la que la alegría y las ganas de empezar se notaba en sus rostros. Muchos posaban quietos, con la mirada en alto escuchando atentos a Gonzalo, “un modelo a seguir para los chicos”, según comentaba Lorena Zardizabal, madre de Valentino, fundadora y encargada de llevar a cabo, este deporte en la Argentina. 11 jugadores, tres entrenadores, cuatro pelotas del doble del tamaño y unas sillas eléctricas indestructibles, pasaron a ser los protagonistas de esos dos días de entrenamiento.

Ya en la cancha se veían giros de todo tipo, velocidad, zigzag, golpes y un excelente manejo del joystick, todo lo que se necesita para ser un buen jugador de Powerchair Football. Mientras miraba a su hijo de reojo en pleno entrenamiento, emocionada, Lorena explicaba: “Juegan al fútbol, integran un equipo, entrenan como en cualquier deporte y hasta eligen qué camiseta van a usar”. La familia Zegarelli logró que algo imposible se vuelva realidad. Trayendo el Powerchair Football a la Argentina le dieron la posibilidad a todas esas personas, sin límite de edad, para ambos sexos y que no pueden caminar por sí solos, de entrar a una cancha y pasar a ser protagonistas por primera vez en sus vidas.

dfvgbhjn

La selección se dividió en dos equipos, cada uno en un extremo de la cancha. Los padres en un costado miraban atentos a sus hijos, nietos y amigos. Relajados, con un mate en mano, cigarrillos y charlas de por medio, filmaban y alentaban a la selección. “Es su momento, mira sus caras de felicidad, ellos disfrutan de ser independientes y poder jugar a la pelota. Esperan todo el mes para que llegue este día”, contaba con los ojos vidriosos, uno de los padres con acento cordobés. Terminó el ejercicio y volvió a sonar el silbato.

Las sillas giraron y se dirigieron inmediatamente al medio de la cancha formando una vez más la ronda. Gonzalo dió instrucciones de cómo iba a seguir el día de entrenamiento y cada uno se dirigió a sus padres. Era la hora del almuerzo. Todos debían cambiarse a sus sillas diarias, aquellas que les sacan la independencia que sienten dentro de la cancha. Se acerca Valentino y mirando la cámara apagada dice: “Quiero ser como Archer, un jugador de Power de Estados Unidos. Es como el Messi pero en nuestra misma situación”.

vbsjlkn.jpg

Fin del entrenamiento. Charlas entre amigos. Crédito: Camila Oppel

Por: Camila Oppel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s